viernes, 20 de diciembre de 2013

El ¿arte? de la Alta Costura

Uno de los grandes problemas a la hora de decir si algo es o no es arte es que nadie se pone de acuerdo en qué es el arte. Unos opinan que el arte debe ser bello, pero entonces ¿qué pasa con las Pinturas Negras de Goya?; otros, que solamente lo son las "Artes Mayores", ¿despreciamos entonces las "artes menores"?; otros, que debe ser realizado dentro de un ámbito artístico reglado, con sus marchantes, conservadores y galerías, ¿excluimos por tanto las tablas medievales?; y por último hay quien piensa que TODO es arte, por lo tanto ¿también lo es una bombilla?

Una de las características propias del ser humano es su capacidad de creación: crear es propio del espíritu. Mientras que los animales se limitan a sobrevivir (de una forma más o menos original), el hombre crea: no sólo se alimenta, sino que crea la cocina; no sólo se resguarda del frío, sino que construye casas y palacios; y no sólo se cubre el cuerpo, sino que crea la moda… y la Alta Costura.


Christian Dior. Alta Costura Otoño-Invierno 2010-2011

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Quieren nuestra vida

Un aspecto de la vida que envejece no puede rejuvenecer, sólo puede ser conocido; esto pasa cuando la filosofía pinta “su gris sobre gris”. Lo sostenía Friedrich Hegel en Fundamentos de la Filosofía del derecho. Estas palabras pueden parecer resignadas, como si el conocimiento fuera algo que no posee la savia vital de las cosas, sino solamente un cromatismo apagado que se pinta sobre ellas. En realidad las palabras del filósofo captan, con precisión, tanto el papel del pensamiento como el del arte en la época contemporánea. Hoy en día pintar, dibujar, fotografiar no significa solamente “expresarse” o “crear”, sino más bien “conocer” y “reflexionar”. Entonces el color adecuado es el gris, porque es un no-color: de cromatismo neutro se hace el centro del espectro visible, de lo cual todos los colores son variaciones. 

Untitled, Valentina Merzi, 2007
En la pintura contemporánea la naturaleza “filosófica” del gris ha conocido una supervivencia no casual: de los primeros cuadros cubistas de Picasso y Braque a los de Roman Opalka. Sin embargo, se puede objetar que el gris, mezcla imperfecta del blanco y negro, es el espectro del que la cultura de las imágenes siempre quiere huir. La historia de la fotografía, del cine, de la televisión nos enseña que frente al blanco y negro se prefiere la emancipación al color. La paradoja es que, hoy en día, a pesar de que vivimos en un mundo lleno de imágenes caracterizadas por todos los matices cromáticos, estamos al mismo tiempo insatisfechos y oprimidos: queremos nuevas imágenes, más brillantes con siempre nuevos cromatismos, pero las repugnamos porque su presencia es excesiva y sofocante y miramos con nostalgia una foto en blanco y negro. 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

La literatura no sirve para nada


Júpiter nos ha puesto dos alforjas: la de detrás de nuestros hombros, llena de nuestros defectos, y la de delante de nuestro pecho, llena de los vicios de los demás. Por este motivo no podemos ver nuestros defectos, pero cuando los otros hacen algo malo somos jueces muy estrictos. Nos lo enseña Fedro en la fábula latina. Esopo en El cuervo y el cisne demuestra que el cambio del hábito no puede cambiar la Naturaleza que se trae y en El asno y su sombra, que el egoísta siempre termina sin nada. Es éste el gran poder de la literatura: la enseñanza, muchas veces oculta por la diversión. 

Librería de Cincinnati en 1874